Tortugas con genes de Floreana empezaron la temporada de anidación 2020

La temporada 2020 de anidación de tortugas terrestres inició en el Centro de Crianza Fausto Llerena, de la Dirección del Parque Nacional Galápagos, con el grupo de quelonios que tiene una alta carga genética de la especie Chelonoidis niger, de la isla Floreana; y que forma parte del programa de reproducción en cautiverio que ejecuta la Dirección del Parque Nacional Galápagos y Galapagos Conservancy.

Dos nidos con 12 huevos fueron hallados en uno de los cuatro corrales, que albergan en cada uno a tres hembras y dos machos reproductores. Después de colocarlos dentro de una bandeja en la misma posición que tenían en el interior, los guardaparques los ingresan al área de incubación, donde registran su peso, el número de la hembra y la cantidad de nidos y huevos.

Freddy Villalva, guardaparque responsable del centro, explica que el objetivo del programa es obtener más hembras, por eso el 75% de los huevos son colocados en una incubadora regulada a 29.5 grados centígrados; mientras que los machos son incubados a 28 grados.

Este año se espera recolectar menos nidos en este centro, una vez que las tortugas reproductoras de la especie Chelonoidis hoodensis, fueron repatriadas a Española, después de ayudar a la restauración ecológica de la isla con la procreación de cerca de 2000 crías.

Villalva precisa que las hembras de la especie a la que pertenecía la tortuga Diego, colocaban 24 nidos por año, mientras que las hembras del programa de Floreana colocan 16.

Aunque el programa de Española terminó, todavía hay 400 tortugas de la especie Chelonoidis hoodensis, con edades comprendidas entre uno y cinco años, las mayores están listas para la repatriación.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *