Nueva especie de tortuga gigante de Galápagos será criada en cautiverio

  • 97 huevos de la especie Chelonoidis donfaustoi serán incubados en el Centro de Crianza Fausto Llerena, de la isla Santa Cruz.
  • La DPNG refuerza las medidas de conservación para asegurar la repoblación de esta especie, descrita el año pasado. 

En Galápagos inició un nuevo programa de crianza en cautiverio para asegurar la conservación de la población de las tortugas de la especie Chelonoidis donfaustoi, que habita en la parte este de la isla Santa Cruz y fue descrita formalmente en octubre del año pasado como una nueva especie, por un grupo de científicos nacionales y extranjeros tras la confirmación de los exámenes genéticos.

 

Por tratarse de una nueva especie al momento existe poca información sobre el estatus de la población. Sin embargo, estudios previamente realizados por los científicos, y la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG), del Ministerio del Ambiente, indican que son pocos individuos en un área de distribución limitada. Walter Bustos, Director del Parque Nacional Galápagos, informó que la autoridad ambiental decidió incrementar los esfuerzos de conservación, debido a la amenaza de especies introducidas como cerdos ferales y la hormiga de fuego.

 

El programa inició con la localización de los nidos a través del monitoreo que realizan los guardaparques y científicos en las zonas de anidación, seguido por el traslado de los huevos y tortuguitas recién nacidas (encontradas dentro de los nidos) al Centro de Crianza Fausto Llerena, de la isla Santa Cruz, donde serán incubados y las tortuguitas criadas hasta la edad de  5 años, aproximadamente, para finalmente regresar a su lugar de origen cuando ya no sean vulnerables ante los depredadores introducidos.

 

El nuevo programa empieza con 97 huevos y dos tortuguitas recién nacidas, colectados durante un viaje de monitoreo realizado la última semana de enero. El guardaparque Fredy Villalva, responsable del Centro de Crianza Fausto Llerena, precisó que los guardaparques monitorean los nidos en el área de población de cada especie, y cuando recolectan los huevos, estos son trasladados cuando se encuentran en la fase final del proceso de incubación, por lo que solo permanecerán un mes en las incubadoras.

 

Igual que con otras especies los huevos son distribuidos en las dos incubadoras del Centro, donde los guardaparques controlan la temperatura para asegurar la obtención de machos a 28 grados centígrados y de hembras a29,5°.

 

Villalva también afirmó que las dos tortuguitas que ingresaron al Centro junto con los huevos permanecerán 15 días en la caja oscura, en la cual la DPNG replica el proceso que cumplen las tortuguitas dentro de los nidos en estado natural, hasta que absorben la totalidad de las reservas del saco vitelino (yema), para luego emerger del nido.

 

Para diferenciar a las especies que forman parte del programa de reproducción y crianza en cautiverio, la DPNG maneja un protocolo de identificación por colores, el naranja será el color asignado a las tortuguitas de la nueva especie, con los que se espera aumentar la población que pertenece al este de la isla Santa Cruz.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *