Nemo, tiburón ballena que regresó a Darwin a los 80 días

Un tiburón ballena marcada el 14 de agosto en la isla Darwin, por el equipo de investigadores del proyecto Galapagos Whale Shark y la Dirección del Parque Nacional Galápagos, retornó a esta isla 80 días después de ser registrada.
Esta especie adulta de aproximadamente 13 metros, tiene la aleta pectoral mordida por lo que la investigadora Sofia Green lo nombró «Nemo».
«Nemo» luego de su marcaje en la isla Darwin, se dirigió unos 500 kilómetros al este del archipiélago, por lo que los científicos llaman el corredor biológico, para retornar a Galápagos y mantenerse dentro de las aguas protegidas cerca de Marchena, Genovesa, norte de Isabela y finalmente llegar al Arco de Darwin, desde donde inició su aventura. El equipo técnico calcula que «Nemo» navegó unos 1600 kilómetros durante su periplo.
Este es el primer registro de un tiburón ballena que permanece en Galápagos, sale de la reserva marina, sale de la zona económica exclusiva insular, llega a aguas internacionales y regresa a Galápagos.

 


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *