Monitoreo ecológico refleja baja afectación en especies protegidas de Galápagos, tras fuertes lluvias

• Guardaparques monitorearon especies y sitios de visita en Santa Cruz, Isabela y San Cristóbal. 

La Dirección del Parque Nacional Galápagos del Ministerio del Ambiente, en base a las acciones establecidas en su plan de contingencia, realizó una evaluación de las afectaciones ambientales que provocó la intensa lluvia que cayó el pasado lunes sobre el archipiélago.

 

Los guardaparques recorrieron las zonas de alto valor ecológico de la isla Santa Cruz, para determinar el grado de afectación, evidenciando que las zonas de anidación de petreles de Galápagos, en los sitios Media Luna y Mina de Granillo Negro, ubicados en la parte alta de la isla, no han sido afectadas. Los nidos están inactivos por ahora, dado que hasta mediados de diciembre volaron las últimas crías de estas aves.

 

En las zonas de “Los Gemelos” y “Salasaca”, donde se encuentran los bosques primario y secundario respectivamente, de Scalesia pedunculata, hay varios árboles caídos o quebrados por la fuerza de la lluvia, pero que no representan un riesgo para la integridad ecológica de la especie, ni alteración en su dinámica poblacional.

 

Las zonas de anidación de tortugas gigantes, que han sido monitoreadas durante la temporada invernal se han visto afectadas por el aumento de las lluvias. Durante la evaluación de ayer se pudo confirmar que las ubicadas en el Chato y La Torta están anegadas, mientras que las de Cerro Gallina y Cerro Fatal, éste último hábitat de la nueva especie de tortuga Chelonoidis donfaustoi, han sido afectadas en menor medida. En los próximos días los guardaparques recorrerán cada sitio para determinar cuántos nidos y huevos han sido destruidos por las aguas pluviales.

 

Los guardaparques también hicieron un monitoreo costero para verificar el estado de las especies como iguanas, lobos y aves marinas, el cual no reporta novedades. Sin embargo, para determinar posible afectación a largo plazo se realizará un monitoreo minucioso que incluya invertebrados y fondo marino.

 

Los sitios de visita de la isla Santa Cruz, no se han visto afectados en cuanto a su infraestructura, la vía de ingreso a El Chato fue interrumpida a causa de escombros producto de la lluvia por lo que se está trabajando en su reparación y en las próximas horas se habilitará el acceso. El ingreso al sitio de visita El Puntudo será cerrado temporalmente.

 

En la isla Isabela, el acceso a los sitios de visita “Volcán Chico” y “Minas de Azufre” fue afectado seriamente por lo que la autoridad ambiental evalúa la posibilidad de un cierre.  En San Cristóbal, los sitios “La Lobería” y “Puerto Chino”, tienen encañadas naturales que se activaron con la lluvia y que no impiden el acceso.

 

El Ministerio del Ambiente a través de la Dirección del Parque Nacional Galápagos como parte activa del Comité de Operaciones de Emergencia (COE), mantiene a sus guardaparques alerta para atender cualquier eventualidad que se podría presentar. Desde la mañana de ayer, una cuadrilla de guardaparques trabaja en la limpieza de encañadas y habilitación de las vías de acceso a los sectores rurales de Santa Cruz, mientras que otro grupo continúa con el monitoreo ecológico de especies y ecosistemas.

 

Ante eventos naturales, como «El Niño», la autoridad ambiental no interviene en los procesos ecológicos; las acciones se encaminan a realizar monitoreos antes, durante y después para evaluar las consecuencias y registrar posibles cambios en el ecosistema.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *