Galápagos cumple 40 años como Patrimonio Natural de la Humanidad

El archipiélago ecuatoriano cumplió con los cuatro criterios de su categoría, el 8 de septiembre de 1978.

El 8 de septiembre de 1978, el Comité de Patrimonios de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) consideró que las islas Galápagos, en el Ecuador, cumplían con todos los criterios establecidos por este organismo para convertirse en Patrimonio Natural de la Humanidad.

Los criterios que usa el Comité de Patrimonios para incluir a un sitio en la categoría natural están relacionados con tener fenómenos naturales extraordinarios o áreas de belleza natural; ser ejemplos sobresalientes de la historia de la Tierra; tener características y procesos geomorfológicos y geológicos; ser ejemplo de procesos ecológicos y biológicos en el curso de la evolución de los ecosistemas y diversidad biológica y especies amenazadas, los cuales Galápagos cumplía completamente.

Los hermosos paisajes natural de las islas, la diversidad y singularidad de especies que alberga, su origen volcánico, su dinámica geológica con permanentes cambios y variedad de formaciones; el ser considerado un laboratorio vivo de procesos evolutivos aún en marcha, sumado a que dio cabida para el desarrollo de un gran número de especies tanto animales como vegetales que no existen en ningún otro lugar del mundo, convierten a Galápagos en un sitio muy singular y de importancia mundial para la herencia común de la humanidad.

“El mérito de Galápagos es mayor porque es el primer sitio del mundo que fue designado como de Patrimonio de la Humanidad; y uno de los pocos que cumple con los cuatro criterios naturales establecidos por el comité, que maneja otros seis de carácter cultural” dijo Jorge Carrión, director del Parque Nacional Galápagos.

El 2 de diciembre de 2001, se incluyó dentro de esta declaratoria a modo de extensión, a la Reserva Marina de Galápagos, la que en el 1978 aún no había sido creada.

La declaratoria realizada por la Unesco impulsó los esfuerzos de conservación desarrollados por el Estado ecuatoriano para mantener las áreas prístinas del archipiélago y restaurar aquellos ecosistemas que han sido alterados.

Ejemplos de la conservación están reflejados en el programa de reproducción y crianza en cautiverio de las tortugas terrestres que alejaron de la extinción a estos quelonios que dan el nombre al archipiélago.

Más de 233 islas, islotes y rocas, nacidas de volcanes, conforman el archipiélago de Galápagos.  Gracias a su aislamiento, y a millones de años de evolución, hoy cuenta con una variedad de ecosistemas prístinos y únicos en el mundo.


 

  1 comment for “Galápagos cumple 40 años como Patrimonio Natural de la Humanidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *