Especies introducidas fueron controladas en la isla Santiago

Los guardaparques de la Dirección del Parque Nacional Galápagos controlaron la presencia de especies introducidas, como hormigas de fuego y roedores, en la isla Santiago, para proteger las zonas de anidación del petrel de Galápagos (Pterodroma phaeopygia).

En las 166 estaciones especiales para el control de roedores, los guardaparques registraron un consumo promedio del 74%, que permite proteger a los petreles, nidos y crías en las zonas de anidación situadas en: La Central, Puntudo cinco cerros, Poza de los patos, Aguacate y Jaboncillos.

El petrel de Galápagos es un ave marina que se encuentra en la lista roja de especies en peligro, de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Durante la actividad desarrollada en días pasados, el equipo de cuatro guardaparques también realizó mantenimiento de transectos y de la caseta central.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *