Durante la emergencia sanitaria las áreas protegidas están cerradas