DPNG busca determinar efecto de la variación de la temperatura en las áreas de crianza de tiburones

La Dirección del Parque Nacional Galápagos ha instalado medidores de temperatura en las zonas de crianza de tiburones martillos neonatos en la isla Santa Cruz para determinar las variaciones de la temperatura del mar en estas áreas y analizar los efectos que estas anomalías pueden causar sobre estas especies.

En los últimos monitoreos, los guardaparques han detectado poca presencia o ausencia de tiburones martillos bebés en las zonas de crianza,  aunque en los años anteriores se encontraron a estas especies de forma constante durante todas las temporadas, lo que podría deberse a la disminución de la temperatura del mar, entre 1 y 1.5 grados, por debajo de lo normal en las áreas estudiadas.

La agencia atmosférica de Estados Unidos (NOAA) ha reportado la presencia de una actividad anómala en las temperaturas como consecuencia de la presencia de “la Niña” a nivel de toda la región, lo que concuerda con los datos tomados por la DPNG.

La información recolectada durante los monitoreos permitiría conocer el estado de las poblaciones de los tiburones martillos juveniles que se desarrollan en pequeñas áreas de manglar, en donde posiblemente se alimentan de crustáceos y comparten el hábitat con otras especies de tiburones como el punta negra y el punta blanca, conocido como tintorera; esto ayudará a establecer medidas de mitigación a los posibles efectos climáticos causado en las poblaciones de especies como esta.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *